Des-silencio interior





Escucho tus pasos

te acercas desde muy lejos

te acercas desde hace tanto tiempo.

Desde que nací los escucho

no es una danza -te acercas- pero casi.

Y ahora que aprendí te acepto

agradecido, serás el ultimo beso.

Tal como se prepara una boda

toda mi vida una cuidada estrategia

para llegar a ese ultimo peldaño -del cual todos resbalaremos-,

con dignidad,

sin culpa, con alegría y satisfacción,

con la callada lujuria de quien proyecta una obra maestra

a sabiendas de contar con un solo disparo.

Escucho tus pasos, te acercas

y aquí me hecho un bailecito

en tu honor. Mírame.

Mírame mirándote a los ojos

sin temor, extrañamente, sin dolor,

quizás sólo dolido por la secular locura en esta tierra

que sin duda, es responsabilidad nuestra.

Pero tus pasos tus pasos, sólo caminan

y para cada uno, se acercan,

a su modo, a su ritmo.

0 comentarios: