Milcentenario



A todos los pueblos que celebraran por
estos días el grito de Libertad
.

Testigos vivos en el pueblo maya de Yaxcabá en Yucatán aseguran que cada 16 de septiembre han visto volar a una serpiente con destino al mar.
Los cantadores Wirrárikas afirman que a partir del 16 de septiembre empieza a clarear. El tiempo de lluvias regido por los lobos y una pléyade de felinos deja su lugar al venado nagual del sol. El águila abuela repliega sus alas oscuras llevándose consigo a las nubes.

En los textos del Chilam Balam en la Segunda Rueda de Katunes se dice “ El cuatro Ahau, es el decimoprimer Katún que se cuenta. Chichen Itzá es su sede. Llegará el Quetzal, el ave verde, el del bastón dorado. Llegará su vómito de sangre –su palabra-por cuarta vez. Llegará la Serpiente Emplumada para visitar a los itzaes. Es la cuarta vez que habla, su cuarto retorno al itzá.” Al parecer el Katún 4 ahau va de 1993 al 2012.

Tiempo del cumplimiento estadístico de las señales de renovación, pero cuando la renovación no se tiñe de la visión abstracta –esencial- el vomito de sangre profético se derrama en las calles con la palabra estupefaciente. Cada cien años en la historia reciente se rompe la fuente para el alumbramiento. Cada quinientos y mil años en la memoria viva de los pueblos se aviva el vuelo de la serpiente emplumada en las alas de la visión. En buena hora percepción inmaculada, tus hijos siguen velando por tu retorno. Bienvenido-a- seas. Bienvenido sea el grito de Autodeterminación e interdependencia. Bienvenida la Libertad.

Cuando el pueblo deja de creer en su credo
en su nombre, en su frontera,
Cuando el pueblo deja de creer en la libertad
democrática, en la institución de justicia,
Cuando el pueblo deja de retemblar en su centro
y la tierra es una alfombra mágica,
Cuando el pueblo deja de creer en educarse para
servir a la esclavitud productiva,
Cuando el pueblo vocifera en grito de guerra florida
y se deja invadir por el Espíritu cotidianamente;
Es entonces y solo entonces en verdad que el osado
enemigo se inclina reverentemente ante un pueblo libre
que se inscribe anónimamente en la cofradía
del
infinito.

3 comentarios:

  1. sara says

    ahora agora agorero siento más hondo lo del 4 ahau
    mañana nos ponemos hun kamé
    muy libres siempre


    sara says

    ahora agora agorero siento más hondo lo del 4 ahau
    mañana nos ponemos hun kamé
    muy libres siempre


    El toque de la Musa says

    Mas allá de la lucha, más allá de la búsqueda.
    Cuando el pueblo desnudo
    se entregue al aire,
    danzando iremos juntos al infinito...