En el Corazón de los Andes


Los Nevados Espíritus de los Andes se reúnen en la mitad del mundo para ofrecer consejo a la humanidad del tiempo por venir.

Los sabedores del tiempo abrevan en el manantial de las formas sencillas de vivir:

La naturaleza celeste-terrestre como un gran libro

Las estaciones como sus capítulos

La energía de todos los seres como sus letras, frases, oraciones.

El lector del infinito: la consciencia que entre espacios vacíos y letras extraen el elixir del significado. Un significado en movimiento.

La humanidad intenta erguir la columna

Paso a paso sube la montaña escuchando su corazón

Su mente se llena de espacio vaciándose de limitaciones.

El fuego de la entraña volcánica consume los pensamientos duales.

Ofrenda de atención en movimiento es el peregrinaje

Los abuelos sueñan

Los sueños son medicina

La medicina sirve de abono

El abono ancestral es un espejo donde florece el verdadero rostro corazón

El verdadero rostro corazón empluma la serpiente en un ritual cotidiano.

Entre líneas peregrinamos por Ecuador al llamado del Q’awchi Raymi –fiesta del cántaro- Las aguas que purifican la percepción condicionada nos esperan, las ceremonias del solsticio nos integran. Los colores de los pueblos son brazos abiertos. Peregrinos de los cuatro rumbos del mundo bajo la guía de abuelos y abuelas custodios del saber ancestral son tomados por el intento amoroso de los volcanes, de la selva, de las lagunas, de los ríos, donde puntualmente se realizan las ofrendas para la sanación planetaria. Momentos de comunión en la diversidad. Momentos de confianza en los poderes regenerativos del Espíritu y de su irradiación desde la sutiliza de los planos de la conciencia hasta los valles donde la humanidad abreva sueños de equilibrio, justicia, transformación.

Hay seres montaña con cabeza de arco iris que velan por el despertar de la humanidad. Hay seres con cuerpo de selva que velan por la fertilidad de la humanidad. Hay seres con transparencia de lago que velan por la claridad de la humanidad… hay seres agua volcánica que velan por la limpieza de los sueños humanos…hay seres naturaleza que velan por que la humanidad pueda leer en los signos de los tiempos…hay seres que velan y cuyo trabajo adquiere especial relevancia cuando la danza planetaria lleva a Júpiter- cada doce años- al espacio tiempo de la constelación conocida como Ah-i –halcón en maya de Yucatán-( Acuario).

La celebración del quinto Q’awchi Raymi –anteriormente Kumbha Mela- abanderada por AUM (Acción por la Unidad Mundial) SOSHI (Soberana Orden Solar de Chichen Itzá) y MAIS (Mancomunidad de la América India Solar) bajo la custodia de Don Domingo Dias Porta y abuelos y abuelas sabios va enraizando en el corazón de los Andes. Un acercamiento real a los pueblos, un abrazo sincero e inclusión como medicina al sectarismo hará posible al tiempo que en toda la Cordillera Andina al menos, pueblos, grupos, Maestros, aprendices hagan suya la celebración y el consejo de las montañas sea atendido con prontitud mientras depuramos la visión acción en las aguas vivientes de la sabiduría ancestral. Al tiempo alcanzaremos la profecía que desde Amerrikúa se levantará la nueva humanidad. Ahau.

0 comentarios: