Cahuitero manca huehua


Por Jauxa

Querido conocimiento, cómo le pusimos este año al pueblo de nuestro equipo?: prangaricutirimícuaro. Y al pueblo anfitrión de la serpiente cabeza de venado, es decir, los huicholes? Les parece bien lemures?, o toltecas, o tuutunacos… tuutunacos, las flores más nacas del ejido, verdad? Bueno pues. Un prangaricutirimicuarense del conocimiento fue invitado a la sierra tuutunaca donde le preguntaron, dijo, oyó, caminó y fue revolcado amorosamente durante 4 días de los cuales comparte los siguientes raspones de experiencia.

1. Nunca al mismo tiempo, como la quietud y el movimiento del caminante que se vacía en la plenitud del paisaje, había sentido tan junto y cerca los alejadísimos polos de la veloz desintegración cultural y la cohesión comunitaria hundida de raíz hasta el magma burbujeante del centro del paraíso, por decir.

2. A la sierra tuutunaca ya penetró el cuchillito de palo fierro oxidado de nuestras más asquerosas bondades civilizatorias y después de varios años de empecinar, las nuevas generaciones abordan desbordadas esa nave de troya por más acicalada moribunda. Chavalillos destutunaquizados bien cholos aspiran la oportunidad de calarse lejos, incluso a espaldas mojadas de su tradición.

3. Eso es en las partes altas de la sierra, donde fundó el gobierno nuevas colonias y pueblos nuevos con el afán de moldear conglomerados sociales al tamaño de su conveniencia. Pero más abajo en las barrancas sembrados los templos de sencillez natural donde respira un concierto antiguo, un acuerdo milenario para espejear celebrando los ritmos sinfónicos de la naturaleza, allí en esos centros ceremoniales pude también atestiguar la inquebrantable fuerza de este pueblo de hermanos mayores y me pregunté asombrado en qué consiste su envidiable resistencia para vivir celebrando sin tregua.

4. Elemental, querido prángara. La complejidad acompleja, la complementareidad acompleta, la soltura sostiene. Porque de entrada sorprendido ante la maratónica escrupulosidad con la que cumplen los formatos transmitidos para encantar a la energía, cómo llamamos a la energía, querido mañañero maatsi?. Nosotros ya en el chalalalalá dela recapitulación regocijada (qué buenos testimonios de todos) y a ellos no los suelta aun la danza ni la chamba coamilera compartida ni la búsqueda concentrada del hermano mayor para pagar.

5. El viernes 9 por la mañana salieron los peregrinos a coamilear a la casa de la guacana a su rancho que se llama yacahuista. Volvieron al centro ceremonial a las 2 de la madrugada. Las doñas aguardaban pintadas de uxa con diseños prelumholz. En el tuki calihuey le dieron de comer al abuelo y ellos mismos taquiaron. A las 5 y media comenzaron su danza dentro del tuki y como al mediodía salieron al patio hasta las dos de la tarde. “arriba nuevo gobierno” arriba las latas” “arriba cahuitero manca huehua”. Entraron entre carcajadas quitándose los atuendos de los principales danzantes y terminaron con el rosario a las tres. Todavía el agente municipal convocó una juntita con varios temas y pospusieron el canto del urucuécame planeado para esa noche porque al otro día las señoras iban a cobrar sus becas de oportunidades. El canto para salir a cazar venado: para el otro día, y lo que restaba de ese, descanso con unas chelas. Aprieto el rewind y miro en el patio a todo el pueblo danzando: los jicareros, las esposas y esposos, los niños y la cabeza del águila haciendo fumar la tierra.

6. Afortunados prángaras de no tener que escarbar entre las piedras para descifrar los rombos de una serpiente sepultada de olvido y atestiguar en cambio, su cascabeleo vivaracho y dejarse guiar por su rumbo.

7. Afortunados prángaras de un conocimiento nunutsi grabando su primera fertilidad con el bastón de intentos abuelos. Pero cómo ayudamos al costumbre? Cómo embellecemos el jardín? Cómo devolvemos?

8. El venado intemporal sigue bordando en el vaivén de esas dicotomías aparentemente irreconciliables donde el pueblo prángara es el disfraz que se pone maxacuaxi que le manda un pase largo a niarihuame gambetero una palomita cucuruima a watacame wanchan y les damos en su maíz 5 color.

9. Conocimiento comunitario dónde vas si vienes de san blas? Vente a barbechar/ la familia en tlaxco va a sembrar.

10. Ya luego al amanecer nuevo y nuevo acuerdo.

0 comentarios: