Trece de la suerte



1. en la liga barrio donde de la semicáscara avanzamos a los partidos del tiempo extra ordinario

2. se arman los conjuntos en la sincronía reconociendo la huella de la batalla o la mirada de la sed

3. se trenza la trama con el hilo conductor del aliento profundo que nace árbol dela vida

4. el conocimiento es la comunidad de la serpiente y cuánto pueda desfazer sus linderos fundiéndose en la ligereza que asciende parecería el lugar comunista de sus confesiones.

5. cómo suelto cómo afianzo concentro cómo disuelvo relajo olvido y levanto invisible ahuehuete de energía pura para coincidir ligeritos en el dibujo zapateado que en el patio de su bendición grafiteamos entre todos.

6. el mudo escandaloso esculpe su silbido como arete de maná en la oreja caracol de nuestra abuela/
con tinta polvo, piel morena y tinta sangre el doctor atlas y chupacabras ensayan el rap del amanecer/
la jícara virtual no tiene ni la más re mota idea que su vocerrón incumbe por decirlo espiritual/
la silenciosa copalera américa dejó a su súper agente 69 sentado en su hay uno y salió rebelde a cortar la flor/
su merced yuahui con tambor/
maíz pinto bailando su vuelo sin sotana de novicia/
la brújula desbrujuliza los modos de la convención y su naturaleza la centra en el camino compartido/
los morros, quizá la clave más determinante de la ligereza de esta serpiente fue la mezcla precisa entre ya veteranos y morrros y morras: los del claustro sor juana viento, el tepari, el sol dado ni dios lo quita, goliath, muvieri y parietsica y la desatapasiones ya concebidos en esta manera desdoblándose/
forrest gump amarra pe$ones el suéter de todos los niños o eructo de buitre en su sopor en chinga tiempo completo sobrexplotado en la chamba sutil de ridiculizar y viceverza cada pulso sagrado de nuestra venerable conocimiento la excurandera exsoñadora que respira un penúltimo espring dela larga ruta que va del mar al sol.

7. terminamos el breve ciclo bien cargados tocando cimas de felicidad armonía claridad

8. para quién para qué cómo

9. es decir: soltar disolviendo el tropezón y soltar incluso la visión iluminada, estamos de acuerdo. pero cómo entregamos lo que se nos confió. le ponemos una chaquirita de a perdis, le cosemos un cuero bien guanchan un verso chelelo o flor silvestre, un caminito de wiricuta cantado a lo joséalfredo con harta pasión...

10. los abuelos prestan los mapas al mismo tiempo que sueltan el reglazo regañón

11. pero se nos da por nítida ocasión la oportunidad de intervenir con un bordado mucho más punto de cruz entre los vivientes de wiricuta.

12. sea pues un buen acuerdo un buen poema mundo de las margaritas huella azul del canto primordial para seguir caminando su río de luz. tócala en corto mañañero a toña machetes que por allá vuela el sherpa sin vergüenza y trae maíz..

13. de posdata: la abuela nacahué: escucha profunda. nacá: oreja y hue/ raíz abuela. en su cueva captura del viento el mensaje que pastorea del mar. cuando los margariteños se exceden matando serpientes es la abuela nacahue en la puerta de entrada a wiricuta la que tapó el paso de eacatéhuari. me dicen que hay que llevarle tortuga y la esencia del tamatsi. pamparius.

3 comentarios:

  1. Jorge Gasca says

    Lalo:

    ¡ Pura poesía hermanito carnaleiro do nashimiento pedo de maguey !


    Anónimo says

    La brújula y el mapa no te saben llevar a susurrar tu grito desgarrado y amoroso a la cueva de nacahué. Gracias por tu camino, el de todos los días, y por esta poesía jauxatamiana. Un abrazo.
    Javier el Largo


    Anónimo says

    Desde Coatza un abrazo bien cálido para el hermano que se le extraña, al largo....
    Agradecidamente.... Julio (Chelelo)