Flor sagrada


Por Jauxa


El derecho a recolectar comulgar y transportar su flor sagrada

1. El acoso vulgar de policías municipales y estatales a los grupos de peregrinos wixaritari el pasado 22 de febrero tratando de limitar controlar reprimir la relación milenaria que ellos cultivan con el espacio sagrado de Wiricuta, resulta injustificable en un contexto atiborrado de estudios, leyes, reconocimientos nacionales e internacionales y muchas fotografías oficiales donde gobernantes de todos los niveles aparecen sonrientes a lado de los huicholes a quienes dicen respetar y reconocerles la importancia de su cultura como riqueza de la cultura nacional y patrimonio de la humanidad.

2. Si tomamos como punto de partida aquella queja indignada que expuso un grupo de peregrinos huicholes en Salinas, SLP, en 1988, al entonces candidato presidencial Carlos Salinas de Gortari por haber sido despojados de su cargamento de planta sagrada, han transcurrido 22 años de un proceso del que podríamos estar sumamente contentos porque se han generado acuerdos y leyes: desde el actual artículo segundo de la Constitución del país como un sustento general para las prácticas culturales de todos los pueblos indios de México; el artículo noveno de la constitución del estado de San Luis Potosí, equivalente del anterior dentro de la entidad potosina; hasta los sucesivos decretos que erigen un polígono de más de 140 mil hectáreas como Área Natural Protegida del estado de San Luis Potosí a una buena parte de la ruta de la peregrinación wixárica al lugar sagrado de Wiricuta. Pero la extorsión que motivó el reconocimiento continúa al arbitrio veleidoso de los cuerpos de inseguridad que aplican con violencia su absoluta ignorancia para interactuar con el patrimonio viviente de la humanidad que es el pueblo wixárica o huichol.

3. El Area Natural Protegida de Wiricuta cuenta ya con un Plan de Manejo oficial. Ha sido elaborado por académicos notables de la UASLP un documento que pretende ser guía que regule las prácticas productivas en el polígono de las 140 mil hectáreas. En próximas entregas analizaremos varios aspectos de dicho plan. Lo que ahora nos urge denunciar son dos absurdos grandísimos: aunque lo sugiere o lo permite implícitamente (esa ambigüedad que azuza la mordida policiaca), el mamotreto científico es incapaz de aclarar como un acuerdo básico que los huicholes pueden, tienen derecho a recolectar podando, consumir y transportar su planta sagrada en las fechas, en las cantidades que así lo demande su tradición ancestral. Es decir, un plan de manejo que reconozca como principio la sabiduría que por más de 25 siglos han tenido los huicholes para convivir con el ecosistema semiárido del Desierto Chihuahuense sin poner en riesgo la vida de ninguna especie y, por el contrario, nombrándolas, reconociendo la virtud o la hazaña de cada biznaga, de cada loma, de cada ave, de cada piedra, como actores decisivos en la formación de nuestro mundo.

4. El otro absurdo es la condición casi fantasmal de un Plan de manejo cuya existencia se ignora en el contexto compulsivo de intervención gubernamental con programas enviciados de rigidez donde no se alientan los saberes locales ni las tecnologías alternativas como urgencias para recuperar equilibrio en la relación que tienen las comunidades campesinas con su entorno natural. Ya abordaremos con más profundidad este aspecto.

5. La agresión policiaca a los huicholes en Wiricuta despertó la enérgica queja de numerosos amigos que ellos han sembrado por todas partes. Asociaciones civiles, funcionarios públicos, organizaciones indígenas, académicos, fundaciones internacionales, artistas, ecologistas, doctores; desde los más variados nichos expresivos nos hicimos eco de la queja de los peregrinos huicholes y le pedimos al gobierno de San Luis Potosí desactivar esta agresión y garantizar en lo sucesivo un clima de respeto al costumbre wixárica. Hubo una inmediata respuesta de disculpa del gobernador Fernando Toranzo quien dispuso un vehículo para apoyar el traslado de la carga. Ahora los huicholes continúan el camino de retorno a su casa y prometieron mandar una comisión para afianzar acuerdos concretos que los protejan a ellos y al lugar sagrado. Habrá que darle seguimiento al caso para evitar nuevas tropelías policiacas y para imprimir un verdadero rostro de Area Natural Protegida al jardín sagrado de Wiricuta

0 comentarios: