La Plegaria Maya



Como homenaje al maestro Carlos Montemayor -quien nació en 1947 en Parral, Chihuahua, y falleció el pasado 28 de febrero- presentamos este texto publicado en la Jornada el 21 de julio del 2004.


Las formas literarias tradicionales en las lenguas indígenas de México se corresponden con una concepción del universo que la cultura occidental ya ha olvidado: que el mundo es un ser viviente. Algunos rezos tradicionales contienen por ello una explicación de la vida natural y comunitaria que acaso proviene de los tiempos prehispánicos.
El rezo del sacerdote maya durante las ceremonias agrícolas en la península de Yucatán es un ejemplo singular. Las ceremonias agrícolas en esta región se distinguen habitualmente por la función que desempeñan: son de Lol Corral cuando se procura la bendición de una parcela o de un corral; de Wajil Kool cuando los campesinos ofrendan panes de maíz a las entidades invisibles como agradecimiento por las cosechas o dádivas recibidas; de Ch'a'a chaak cuando fundamentalmente se trata de una petición de lluvias, o de Jedz Lu'um cuando se desea iniciar nuevas tareas en un terreno.

Algunos acusan un mayor grado de entonación y de línea melódica; otros obedecen a un recitado más prosístico y de una rapidez inusual. Estos rezos no contienen referencias morales ni buscan una transmisión doctrinal; no necesariamente son comprendidos por los concurrentes, pues se trata de instrumentos formales en sí mismos sagrados que sólo se dirigen a entidades espirituales.
Los rezos deben ser efectivos independientemente de que se les entienda o no, pues son la comunicación con entidades invisibles.

Si bien la palabra maya payalchi' puede traducirse como plegaria o rezo, los pueblos mayas de Yucatán no confunden la plegaria de los sacerdotes católicos con las que los sacerdotes mayas emplean para pedir la lluvia, santificar un predio o agradecer la cosecha. Al sacerdote católico se le llama ahora k'iin o yum k'iin; a los sacerdotes mayas se les llama jmen o jmeno'ob. Ningún maya contemporáneo puede equivocarse en el orden religioso al que pertenecen las diferentes plegarias, a pesar de que algunos rezos católicos se integran en los payalchi'ob del jmen como un refuerzo para las peticiones propiamente tradicionales. Por su composición y recitado, posiblemente sea la forma artística de la lengua maya más antigua.
A veces el arte melódico es muy claro. Así ocurre en el inicio del rezo que aquí presento, del j-men Luciano Castillo, que lo empleaba para ceremonias de Waajil Kool en Oxkutzkab. Lo conocí por María Luisa Góngora Pacheco hace más de 17 años, cuando él todavía se hallaba activo. Entregué una grabación del rezo al compositor Francisco Núñez para que realizara una transcripción musical, que publiqué posteriormente con sus comentarios.
Francisco Núñez señaló que los dos primeros cuerpos del poema ''están fundamentalmente escritos en una escala pentáfona" y ''conservan una tendencia descendente desde el punto de vista melódico y recorren toda una octava". En la tercera parte, afirmó que ''los glissandi reflejan... la riqueza y originalidad de una dinámica que nunca reposa y que... rompe la monotonía de los cantos religiosos tradicionales del latín, dentro de la liturgia cristiana. Por ello, una fuerza envolvente, de una unidad y variedad única en su estilo y estética, los sitúan, comparativamente hablando, en una música alejada por completo de la corriente e influencias occidentales Estas plegarias nada tienen que ver con ningún canto gregoriano o cristiano".
El análisis tonal, melódico y formulario del original maya de este poema puede consultarlo el lector interesado en mi libro Arte y plegaria en las lenguas indígenas de México, que publiqué en el Fondo de Cultura Económica en 1999. Ahora, para los lectores de La Jornada, presento solamente la traducción al español, ya que aun en nuestra lengua posee una unidad propia y atrayente. En una futura entrega comentaré algunos de sus elementos ceremoniales y formularios.

Uno

Ay,
alta casa,
doble casa,
no es digna esta mesa de Dios Padre, Señor mío?
No lo es con la Santa Inmaculada Primicia
que ofrezco ahora
en tu Gran Santo Nombre?
Es así, Señor mío?
K'uyuch, k'uyuch,
lloran los pequeños tigres,
no es así, mi Señor?
Estoy de rodillas
en el cimiento de la Santa Mesa mi Señor,
para ofrendar no es así?,
el Santo Inmaculado Balche'
en tu Sagrada Diestra.
Arrodillado estoy en la esquina del cielo,
verdad, mi Señor?


Dos
Ay,
alta casa.
Doble casa,
no es digna esta mesa de Dios Padre, Señor mío?
No lo es la Santa Inmaculada Primicia
que vengo a ofrendar ahora
en tu Gran Santo Nombre,
Señor mío?
En los cuatro puntos de la tierra,
en los puntos cardinales del cielo,
no estoy acaso arrodillado, Señor mío?
No estoy desde la esquina oriental del cielo,
a la puerta de la iglesia del Santo Jerusalén,
arrodillado, sosteniéndola con manos vaporosas,
para ofrendarla en tu Gran Santo Nombre?
No es así, mi Señor?


Tres
Alta casa,
casa que será también
de la Señora Balam.
Señora Balam.
Suplico en este círculo también
a la Señora del Balam.
Al Guardián de la tierra
en este círculo también,
mi Señor,
suplico en este círculo también,
suplico en este círculo también,
me le arrodillo,
con plegarias le suplico,
llorando le suplico.
Suplico aquí también
a los Vientos del Oriente,
Vientos del Norte,
Vientos del Poniente,
Vientos del Sur.
Suplico aquí también,
mi Señor,
suplico también al Señor Guardián de las Tierras,
a los Vientos del Oriente.
Suplico en este círculo también
el Señor Viento del Norte,
Viento Huracán,
Vientos Guardianes de Grutas,
Vientos de las Viviendas,
Vientos Guardianes del camino,
Guardián de los Montes,
Viento Guardián de los Corrales,
aquí les ruego también,
mi Señor.
Ruego en este círculo también,
y me arrodillo,
al Señor Vientos del Poniente,
Viento Alux,
Vientos Balam,
Vientos Autoridad,
Vientos Mordientes,
Vientos Calor,
les suplico en este lugar también,
mi Señor.
Me arrodillo en este círculo también,
al Señor Viento Sur,
Vientos Hermano Mayor,
Vientos Hermano Mediano,
Vientos Hermano Pequeño,
Guardián que Riega las Lluvias,
Guardián de las Tierras.
Suplico
al Señor Viento Señora Tigre Serpiente,
Señor mío.
Suplico
Dios Padre,
Dios Hijo,
Dios Espíritu Santo.


1 comentarios:

  1. Jesus Carlos Castillejos says

    Un traductor, un puente de entendimiento entre la visión indígena y la llamada visión occidental.
    Eso dentro de las maneras indígenas es en verdad un homenaje a Carlos Montemayor.
    ¡¡Buen viaje...