Hayoka (chamán loco)


Hace algunos años, al hermano mayor se le ocurrió sugerirnos que los practicantes nos cuidáramos del S.I.P (Síndrome de Iluminación Precoz).

Las señales de los tiempos televisivos despiertan en su servidor las emociones y marcas que el SIP le causó:


Cuando la cúpula
se vuelve cóncava
el pobre místico
siente parásitos
que le despiertan
en los jugos gástricos
manifestándose
en votos diarréicos.

E imaginándose
que un mundo cuántico
va penetrándole
con haz lumínico,
su voz transfórmase
en sórdido cántico,
su dedo en báculo
de aire chamánico.

Visiones míticas
muy epopéyicas
vuelven al tímido
muy impertérrito
No se da cuenta
que el estado espástico
de la conciencia
es el más egótico.

Y como rémoras
todos andábamos
a las "caiditas" del mar energético
Ahora el sin-tiempo nos pone la jícara
"aquí y ahora", nos dice el Paráclito.

¡Oh Gran Espíritu, esencia cósmica!
De los humildes tú te vales plácido
Has que tu aliento despierte las células
y de lo místico nos nazca lo práctico.


4 comentarios:

  1. kOLibrY says

    ja ja ja... que bueno que avisan ! que hay que tener cuidado con el S.I.P.
    abrazo!


    Jorge Gasca says

    ¡¡Usted no se limite compadre... siga gozando!!


    Anónimo says
    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    Anónimo says
    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.