Medicina de las rolas


El día 8 pasado, el grupo de rock latino, "Brujos", reapareción en un antro de Toluca, México. Presentaron, como canciones, poesía de don Carlos Castillejos y del poeta Mazateco Regino. Puesto que no pudieron montar un video con fotos y temas alusivos, invitaron a su servidor a que dijera algo, lo que fuera. Agradeciendo el perfume del copal y del palito dulce sureño, la braza de la salvia siempre encendida, les cuento:

Su servidor, sentado entre "la bataca" (instrumentos de percución) y la bocina del "bajo"; disfrazado de abuelo, por la edad, no por otra cosa; escuchando a los muchachos cantar la canción "Medicina de la Tierra", "Eres el presentimiento...eres sin palabras todas las palabras..." sentía cómo el cerebro se volvía cascabel danzarín al son del montón de decibeles y, por inercia pura o pura inercia, los huesos rockeaban involuntariamente..."Déjate llevar..."..."en medio de los muertos, vivo..." Las miradas de los chamacos expectadores, inspirando la palabra, parecían anunciar lo imperecedero del sonido de la sonaja-palabra-de-todos; la fuerza sempiterna del tambor, corazón vivo del universo, parecía resonar en silencio en lo más íntimo de los pechos enardecidos, incendiados con quién sabe qué Fuego, atentos a su propia consciencia, sospechosos de una libertad anunciada por el heraldo golpe inspirador del tambor-batería...

Es Ocho Toj o Muluc, cargador de Fuego, habitante sagrado del oído y del aliento...Estridente presencia del silencioso canto medicinal en las bocas que toman cerveza lentamente como queriendo botanear la Sal de la Tierra en el oído que registra y celebra la poesía, sin más mensaje que "todo está bien"..."Déjate llevar..."..."Entre los pilares del bien y del mal..."..."Tu altar, cuya piel se divide en cuatro..."Los corazones jóvenes, guerreros, queriendo despertar, presentando la ofrenda de tiempo el sábado por la noche en el antro, como cualquier otro sábado...¿quién se iba a imaginar que este canto pondría ante el micrófono, en el entretenimiento, intentando la armonía, un sonido como el que enseña el Nagual, el que arrulla sin abrir la boca, con sólo un murmullo salido de la eternidad? ¿De dónde sacan eso?!Saaaabee¡ ¿Acaso no escuchas tu corazón? El corazón de la serpiente está ahí, en el hueco de los antros igual que en el corazón de la montaña...paradójicos, los estertores de la vida resoplan cantos sagrados acrecentados en el tejido sintético de la tecnomicrofonía..."!Qué sueño tan real, soñador¡"

2 comentarios:

  1. Jorge Gasca says

    Lisa, Fabio, Juanito:

    Muy bien hacen en presentarse...

    ¡Muy mal hacen en no avisar!

    En cuanto a usted compadre:

    ¡Oleeeeeeé!


    sebastian says

    ¿Se nos fue la Chiva al monte o su servidor está tirando el cordón umbilical de la montaña? !Saaaabee¡