Constelación del conejo


Por Xanatl Barra
Tzub luna / Constelación del conejo
20 de mayo al 16 de junio

Cuentan los que saben, que por tu entrega
Desde tu huequito, en la madre tierra
Saltaste a la luna, y sabes el misterio, de cómo se crea
De cómo el arte va haciendo el tejido,
De todos los cuentos, de todos los ciclos
Conejo sagrado, sabes la leyenda, nombraste los días
Junto con la luna tú llevas el huevo,
Donde esta incubada toda la creación .

Son las 10 de la mañana, del este nos dirigimos al sur, del viento al fuego, de la visión al acecho. El sol calienta, la lluvia cae, la energía fecunda se abre camino. Con nuestra visión, anunciamos y co-creamos la resurrección.

Es tiempo de conejos, de lluvia, de renovación, de fertilidad, y creación. Todo se renueva, florece, se expande. Los venaditos maíz, asoman sus orejitas para escuchar nuestros cantos y oraciones, nuestra palabra sagrada.

Hay abundancia de alimento. El conejo es símbolo de la fecundidad en la tierra, por medio de la humedad de la luna.

Es un tiempo para compartir, para co-crear a través de la palabra y de todas las formas de expresión creativa. Cuida lo que hablas y cantas; Cree, Crea, Haz.

Recupera el poder de la palabra, la unidad entre el decir y el hacer. La palabra viva que crea y recrea el instante, el verbo que surge de dentro y fertiliza los sueños.

Cuenta la leyenda, que fue el conejo el que nombro cada uno de los días en la creación, como él, aprendamos a renombrar la vida, a bendecir.

El Conejo nos recuerda, que atraemos lo que pensamos y hablamos, por lo que su medicina, incluye la enseñanza del coyote, del auto sabotaje y enredo, a través de la importancia personal, y el arte de librarnos del coyote, con humor, riéndonos de nosotros mismos.

A través de ensayos de creación y recreación logramos encontrar nuestro sonido, nuestro lugar en la gran sinfonía.

Es un buen tiempo para reunirnos y compartir leyendas y relatos de poder, para realizar el arte de en-cantar al mundo y transmitir la sabiduría de los ancestros.

El 7 de junio (Luna llena) es un día propicio para cultivar la parcela. Se puede realizar un sahumerio con copal. Cantamos, rezamos, celebramos la tierra fecunda, bendecimos la vida con agradecimiento, hacemos de nuestra cotidianeidad una obra de arte, que nos recuerda lo sagrado de cada instante.

1 comentarios:

  1. Caminante del Sur says

    Muchas gracias por la Afinación del Conejo.