Cerro del Quemado


Por: Masa Nierika Tlahuitequiani
Centro Nijo - Mazunte Oaxaca (http://www.centronijo.com/ )

Hace cuatro años tuve una visión muy sencilla del Cerro Quemado.

En el Centro apoyados en la tierra estaban dos palitos, que formaban un fueguito. El humo que se levantaba tenía forma de Serpiente, y su cabeza salía de la montaña- pirámide quemada.

Este dibujo se quedo así un buen rato, sin colores, sin plumas, sin rayas. Extremadamente estilizado, pero ya bien plantado, geométricamente equilibrado y con el alquimista ya presente inconscientemente.

Empecé a ver que en el centro de la montaña, en la base, estaba una Nierika Arco iris apoyada en el ombliguito de Tonantzin.

La Nierika se encontraba, la mitad formando una jícara, donde se distinguían sólo los colores oscuros, y la otra mitad de la jícara estaba puesta al revés, como el caparazón de una Tortuga, de colores brillosos que emanaban Vida, que se forma y crea al mismo tiempo.

Dentro de esta Nierika se veía un humildísimo fueguito, compuesto de dos palitos, el brillo que emanaba el Centro, el punto de cruz de estos dos palitos, era increíblemente brillante. Como la síntesis de todos los colores o la fusión de todos los colores. Color-vibración-frecuencia-alineación.

De esta chispa se levantaban el Norte y el Sur, la nieve y el cacao, el agua y la sangre de la tierra. Todo esto empezaba a crear una Serpiente, esta serpiente crecía entre el Norte y el Sur como un Bastón. Su eje irradiaba por todos lados creando-se, realineando-se su cuerpo luminoso.

No se como pero ahí estaban huellas ancestrales, huellas que me llevaron cuatro años, descifrar, codificar-me con las emanaciones que estaban en las huellas de los ancestros. El Bastón seguía creciendo por arriba.

Le salieron cuatro plumas, de cuatro colores y varios rayos en su cuerpo luminoso. En la cabeza de la Serpiente se encontraba una jícara azul/ corona, el grial, el cáliz.Ahí se apoya el centro del Universo, un venadito azul. Nacido del centro de la tierra, en una jicarita cubierta de toda una montaña, un cerro, una pirámide. El padre Sol y la Memoria Ancestral penetran todo esto quemando todo el Cerro, e impregnan la Conciencia.

La tarea que me tomé de dibujar esta visión, ya que no se dibujar, fue expresarla con los colores que representan las direcciones. Usando como en la Rueda de la medicina el sentido horario, dirección en espiral, creación arco iris y danza del Sol.

Norte- blanco
Este- amarillo
Sur- Turquesa o negro
Oeste- rojo

O como en las consagraciones, bendiciones, ofrendas, llamado a la energía de las cuatro direcciones y el centro.

Sur-Norte
Centro
Oeste-Este

Combinaciones opuestas de los colores.

La otra fue usar los números en las rayas del cuerpo luminoso.

Usando el cuatro y sus múltiplos como base del equilibrio y estabilidad para construir encima la pirámide.Los otros números representan:

1,2,3= Un Quetzalcoatl, completud.
5= El lugar del fuego.
7= Arco iris, creación.
8= El maestro.
9= El águila, la visión.

2 comentarios:

  1. sebastian says

    La puerta de entrada al ciclo de los abuelos. Felicidades, Aldo.
    Gracias por los colores.
    Gracias por la forma.
    Gracias por el consejo.


    Jorge Enrique Gasca says

    Felicidades por tu cumpleaños
    Aldo.

    Gracias por compartir