Kanto a Wirikuta ( 17 12 2008 )



Santuario en la Tierra
resguardas el fuego
de plegarias llenas
el sacro madero

Ofrendas que atraen
la voz sempiterna,
el trino de aves
presagian y oran por toda
la Tierra.

Lluvia incansable
entre sabias palabras
cubiertas de enramada

Viento en la danza
recuerdas el venado yaqui
hiriente y mágico.

Serpiente que apuntas
en las cuatro direcciones
y saludas al ocaso.

Camino donde el cerro
advierte el poder husmeando
en la videncia.

Tierra, de ese verde otoñal
que luce entre el marchito
follaje de la cosecha.

Alimento robado a las hormigas
¡Por Dios Misericordia!
enciende el fogón

Mimetismo de gente común
cazador escondido entre la maleza
humana

Oración que atardece
en comunión...
copa rebosante de misterios
que se dejan contemplar
y a veces en dorado saetero
te quieres transformar.

0 comentarios: